This website uses cookies, one of the purposes of which is to calculate visitor statistics. More info Stop showing
04 Feb 2019

PEKIN Y SANTIAGO DE CHILE: LAS DOS CAPITALES CON MÁS BUSES ELÉCTRICOS

La gran meta que se está imponiendo en Latinoamérica para incorporar estos medios de transportes es ahorrar combustible, emitir menos de toneladas de CO2 y salvar vidas. Por la ciudad de Santiago están circulando 100 buses eléctricos de la marca china BYD. Es la segunda flota más grande después de China y la primera de Latinoamérica

 "Después de Pekín, Santiago es la capital con mayores buses eléctricos", ha citado con orgullo Felipe Alessandri, alcalde de la capital chilena. "Santiago, con siete millones de habitantes tiene mucha contaminación acústica. Si a esto le agregamos que estamos rodeados de montañas, poseemos una tremenda y preocupante contaminación ambiental que se recrudece en invierno cuando no corre el viento".


Las unidades, que son operadas por la compañía Metbus, miden 12 metros de largo, disponen de 30 asientos, capacidad para 81 pasajeros, una vida útil de diez años, sistema de aire acondicionado, cargadores USB y un módulo que entrega WI-FI gratis a los usuarios. 


"Si bien los buses están administrados por un consorcio privado, todo se hizo bajo licitación pública. Los usuarios está muy agradecidos en poder contar con un bus de primera categoría y que no se haya aumentado el coste del billete", ha explicado Alessandri.


El objetivo de la alcaldía es seguir mejorando las prestaciones del servicio y aumentar la flota: "Seguimos trabajando para mejorar el servicio. Estas unidades tienen una garantía de diez años y ya compramos nuevas unidades que llegarán en 2020 cuya garantía se extenderá por 12 años".


Cada Bus posee una autonomía de 250 kilómetros que les permite funcionar dos días y medio, la recarga de energía se suministra en dos electroterminales. Constituyen una alternativa más económica en lo relativo a su operación, un 70% menos en comparación a los buses convencionales diésel. Según el fabricante de vehículos BYD, poner en funcionamiento cada autobús es equivalente a hacerlo con 33 vehículos que emiten carbono en una carretera.


Un informe de la Federación Internacional del Automóvil –FIA– señaló que si todos los transportes públicos de latinoamericanos fueran sustituidos por formaciones eléctricas, la región podría ahorrar 56 millones de euros en combustible, emitir 300 millones menos de toneladas de CO2 y salvar las vidas de más de 36.000 personas que mueren prematuramente.


La Fórmula E llegó a Santiago para seguir reafirmando el compromiso de la ciudad en incrementar las mejoras ambientales, y Alessandri pretende que se siga compitiendo por varios años más. 


"Para nosotros es un impacto turístico muy grande, muestra a Santiago al mundo ya que nos ven 300 millones de personas. Desde la alcaldía apoyamos este evento y nos sirve para concientizar a los vecinos de las necesidades de reducir y erradicar la contaminación".


Es imperante recordar la mala experiencia que tienen los vecinos de Santiago en la carrera del año pasado. Alessandri culpó al gobierno de Bachelet por este inconveniente el cual fue solucionado al decir el traslado de la competencia al Parque O'Higgins.


"Lamentablemente el año pasado no se invitó a la alcaldía a participar en la organización, el Gobierno tomó sus propias decisiones. Ellos decidieron montar la pista en plena ciudad y todo colapsó. Este año nos involucramos desde el inicio (n.d.r.: este año el Alcalde de Santiago y el Presidente de Chile pertenecen al mismo partido político) le cobramos a las autoridades de la Fórmula E y a los patrocinadores un canon de aproximadamente 500 mil euros que lo hemos invertido en mejorar la iluminación que ha mejorado enormemente la seguridad del parque".



En un importante avance en movilidad eléctrica, Santiago se convierte en una ciudad líder en la región en materia de sustentabilidad con cero emisiones y sin ruido.


Soy Motor