This website uses cookies, one of the purposes of which is to calculate visitor statistics. More info Stop showing
26 Dec 2018

NUEVOS COLECTIVOS A BIODIESEL TRABAJARÁN EN BUENOS AIRES

Usan un combustible menos contaminante, que se hace con aceites vegetales. Hay dos unidades, una en la línea 91 y otra en la 132 y se reporta que emiten un 80 por ciento menos de dióxido de carbono; son mucho menos ruidosos y usan un combustible elaborado con un recurso natural renovable.

Los colectivos que funcionan con biodiésel ya llegaron a la ciudad de Buenos Aires. Por ahora serán dos unidades de las líneas 91 y 132. Se trata de una prueba piloto que durará un año, para evaluar la implementación de un plan a mayor escala.


La primera de estas unidades en salir a la calle presta servicios para lalínea 132, que une la estación Retiro con el Cementerio de Flores. En enero se le sumará la segunda, de la línea 91, que circula entre Retiro y la localidad bonaerense de Isidro Casanova.


¿Qué diferencia a estos colectivos de los demás? En vez de Diésel, utilizan B100 (100% biodiésel), un biocombustible biodegradable que se elabora a partir de grasas animales o aceites vegetales, que son recursos abundantes en la Argentina. Se trata de un combustible eficiente y con un gran poder de lubricación, por lo que alarga la vida útil de los motores y suaviza la marcha. Por otra parte, se lo puede mezclar con otros tipos de diésel sin riesgo de arruinar el motor.


Una de las grandes ventajas del B100 es que los vehículos que lo utilizan emiten un 80% menos de gramos de dióxido de carbono por kilómetro que los que usan gasoil. “Estos colectivos tienen menores niveles de emisión y hacen mucho menos ruido -explicó el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, durante la presentación de las unidades-. La contaminación auditiva también es un tema que tenemos que atacar en la Ciudad, y el transporte público es uno de los principales factores que la causan”.


Esta prueba piloto surge de la colaboración entre el Ministerio de Transporte de la Nación y la Secretaría de Transporte de Ciudad, junto con tres empresas privadas que son las que asumen los costos. Scania y Agrale proveen los colectivos y Explora fabrica el combustible.


El B100 es un combustible líquido que se carga como cualquier otro. Para almacenarlo, colocaron un tanque de 1.000 litros en la cabecera de la línea 91 y otro en la del 132.


Desde Transporte de la Ciudad indicaron que durante un año se analizarán los costos de operar este tipo de colectivos, su vialidad técnica, el mantenimiento que se les debe hacer y la cantidad de combustible que consumen. A partir de esa información se evaluará un plan para extender su uso a otras líneas


“Vamos a estar monitoreando tanto estos colectivos como otros dos a GNC y los ocho eléctricos que van a ingresar. Así compararemos tres tecnologías distintas: los rendimientos, los sistemas de costos y las emisiones”, contó el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, durante la presentación.


Cada día, en Buenos Aires se mueven 6 millones de personas y circulan 10 mil colectivos, 1.6 millones de autos y 37 mil taxis. Y 6 de cada 10 viajes se hacen en colectivo.


Los medios de transporte que funcionan a gasoil generan el 28